Creative Connection

Causa una impresión duradera con estos consejos para diseñar folletos

Los folletos son una representación colorida e informativa del producto o servicio que se ofrece. Además, los folletos tienen un gran poder de duración: los clientes se lo piensan dos veces antes de tirar algo que es bonito y agradable. Y, aunque las publicaciones digitales parezcan estar tomando el control del mundo, el material de marketing en papel sigue siendo práctico e importante. Por tanto, saber elaborar un folleto convincente y útil que se pueda entregar a los clientes potenciales es una competencia valiosa.

Este conjunto de folletos coloridos desarrollado para inversores internacionales tiene un gran poder de permanencia. Por THE DESIGN SURGERY.

Si quieres crear un folleto acorde a la voz de tu marca, interesante, con un diseño atrevido y profesional, pero no sabes por dónde empezar, no estás solo. Lo bueno es que puedes atreverte con el diseño de folletos y parecer una estrella de rock al hacerlo. Solo necesitas técnicas, herramientas y consejos adecuados. Aquí te presentamos los aspectos fundamentales, los principios clave y las mejores prácticas para el diseño de folletos, junto con magníficas herramientas que te ayudarán a crear una estrategia, diseñar y publicar un folleto que cumpla tus objetivos de marketing.

Diseño de folletos – Principios y mejores prácticas

Determina la finalidad y la estrategia para el folleto. Antes de hacer nada, siéntate y redacta la finalidad del folleto. Decide a qué público va dirigido, qué va a comunicarse y cuál es el presupuesto. ¿Se imprimirá o simplemente se compartirá por Internet? ¿Cuántas copias se imprimirán? Equilibrar presupuesto y longitud, cantidad y calidad (de papel, de copias o de encuadernaciones) ayuda a determinar el diseño. Trazar estrategias previas es importante para organizarse en todo momento; además, es la mejor manera de que el producto final vaya en línea con la marca y dirigido a tu público objetivo.

Este folleto tríptico utiliza imágenes que hacen la boca agua para suscitar en el público el deseo de comprar deliciosos productos de confitería. Asimismo, el recorte ilustrado de Skinny Blonde Baker (“Repostera delgadita rubia”) crea un contraste suficiente para comunicar que esta repostera tiene algo diferente. Por NICHOLE OTT.

El contenido (texto e imágenes) y el diseño tienen que estar en armonía con la estrategia general de la marca y la finalidad del folleto. Detenerse para organizar tus ideas al principio del proceso es crucial y te ahorrará tiempo, dinero y frustraciones más adelante. Si trabajas con otras personas para crear el folleto (redactores, fotógrafos, ilustradores o diseñadores), crea un ambiente de colaboración para garantizar el mejor resultado.

Marca un ritmo interesante. Es importante entender el concepto del ritmo como diseñador. El flujo o ritmo correcto de contenido e imágenes es lo que atrae la atención mientras los lectores pasan de una página a otra. Un folleto no es una mera imagen, sino una historia, y la clave está en crear un buen ritmo. Por ejemplo, una página llena de texto debe preceder a una página llena de imágenes o una frase con una letra de gran tamaño. Haz que sea interesante en todo momento añadiendo variedad. ¿Y la portada? Considérala el gancho que llama la atención del lector y le invita a coger el folleto y abrirlo.

Este folleto de una cooperativa inmobiliaria del Soho implica al lector marcando un ritmo interesante con variedad de imágenes y textos. Por LAUREN NICOLE FOOT.

Las imágenes deben ser coherentes a lo largo del folleto. Si las imágenes o ilustraciones por encargo no entran dentro del presupuesto, las fotos de archivo dan buen resultado. El truco es elegir imágenes que sean singulares pero encajen a la perfección. Al emplear imágenes del mismo estilo a lo largo del folleto, se consigue coherencia para el diseño y la marca y se crea un look nítido. Adobe Stock es excelente para la coherencia de las imágenes ya que suele ofrecer una gran variedad de imágenes de la misma sesión fotográfica o del mismo fotógrafo. Consultar un diccionario de términos visuales y sus explicaciones es de gran ayuda a la hora de buscar lo que se quiere, como, por ejemplo, la funcionalidad Buscar Similar de Adobe Stock. La resolución de la imagen debe ser de 300 ppp para conservar la calidad de impresión, pero, si se va a publicar en Internet, debe reducirse la resolución para limitar el tamaño del archivo, facilitar su descarga o envío por correo electrónico y hacerla apta para teléfonos móviles.

Elige un tipo y tamaño de letra legibles. Lo más importante a la hora de elegir el tamaño de letra es asegurarse de que sea legible. Utiliza el tamaño del cuerpo del texto para las partes principales y reserva las fuentes más elegantes para fines especiales como los encabezados o los títulos. Si la marca tiene estándares de identidad, comprueba que sigues las directrices al elegir las fuentes. Limita el uso de fuentes distintas (en la mayoría de los casos, basta con dos familias tipográficas) y de estilos y tamaños de letra diferentes.

Es muy importante que las fuentes que escojas tengan un aspecto compatible entre sí. Por ejemplo, no conviene utilizar dos fuentes demasiado similares. En lugar de ello, combinar una fuente Serif (que tenga la funcionalidad de extensión al final del trazo, como Times Roman o Courier) con una fuente Sans Serif genera un buen contraste y queda mejor. Empieza por preparar los estilos de fuente con las necesidades básicas, como el estilo del texto del cuerpo y del encabezado y añade nuevos estilos únicamente cuando sea necesario. Un exceso de estilos y tamaños de letra puede hacer que el diseño sea caótico y desordenado. Además, acertar en la elección del tamaño de las fuentes puede ser complicado para los principiantes; a diferencia de los 12 puntos que usamos todos en Microsoft Word, el tamaño ideal para el texto del cuerpo de un folleto está entre 9 y 10,5 puntos. Todo lo que sobrepase este tamaño quedará un poco tosco.

Este folleto de viajes usa una fuente de encabezado y una fuente fácil de leer para el cuerpo del texto que le confieren un diseño limpio y elegante. Por REBECCA FINN.

Haz que el contenido sea hojeable. Tengas o no un folleto perfectamente articulado, el lector hojeará su contenido. Y eso está bien. Haz que sea fácil pasar de una página a otra del folleto con párrafos pequeños fáciles de digerir. No esperes ni exijas que el lector empiece por el principio y lea hasta el final. Procura incluir muchos puntos de partida como ganchos, pies de foto y encabezados y asegúrate de que haya un equilibrio con el espacio en blanco vacío, sin imágenes ni texto, que ofrezca al lector un descanso visual. Resístete al deseo natural de llenar cada página de palabras e imágenes.

Revisa una copia impresa. Un error común que cometen los nuevos diseñadores es ver el diseño solamente en pantalla digital durante todo el proceso. Un folleto de impresión está concebido para imprimirse y, si solo lo visualizas por Internet, resulta difícil la calibración de aspectos como el tamaño, el equilibrio y la proporción. No olvides imprimir el folleto y sostenerlo en la mano antes de rematar el diseño. Después, cuando imprimas una versión casi definitiva, asegúrate de plegar el folleto para probar como quedará el producto final y encarga a un corrector que revise el texto, incluidos los pies de foto y los ganchos.

Marca tus normas de diseño y cúmplelas en todo momento. Sé coherente con la tipografía: que los encabezados, subencabezados y otros estilos sean uniformes. Alinea el contenido a una “cuadrícula” de diseño que defina los márgenes, el espaciado y la colocación de las columnas de texto para hacer que la disposición espacial quede más organizada y unificada.

Utilizar la cuadrícula ayuda a mantener la coherencia del tamaño, la forma y la colocación de los elementos entre todos los materiales de marca y dentro de cada artículo. Por MOHAMED SAMIR.

Herramientas de diseño: tutoriales de productos, plantillas de archivo y gestión del diseño

Ahora que sabes el qué subyacente a la creación de folletos que den grandes resultados, desde el concepto hasta la impresión pasando por el diseño, estás listo para conocer el cómo. Hay excelentes herramientas que facilitan el aprendizaje mientras creas el folleto que necesitas.

Inspírate. Incluso el mejor de los diseñadores busca inspiración en los demás y aquí te ofrecemos cantidad de recursos para motivarte. Fíjate en estos ejemplos de Behance o busca en las plantillas de Adobe Stock.

Aprende a hacerlo. Si lo tuyo es el aprendizaje visual, Adobe InDesign CC ofrece un tutorial para folletos que abarca todos los aspectos del proceso de diseño desde cómo especificar el número de páginas del documento hasta el número de columnas o la configuración de los márgenes. También hay tutoriales que te enseñarán a añadir tipos de letra desde Typekit, donde tendrás acceso a unos 4000 estilos de fuentes, o a guardar el proyecto y los elementos del proyecto en las Bibliotecas de Creative Cloud.

Empieza con una plantilla. Si quieres instrucciones paso a paso para crear un folleto, utiliza las plantillas guiadas con contenido didáctico disponibles mediante el atajo de teclado command + n (o control + n) para un nuevo documento en Illustrator CC. Empezar con una plantilla permite saltarse pasos rutinarios de configuración y empezar directamente a personalizar cada elemento para crear tu propio folleto.

Optimiza las imágenes. Cuando hayas encontrado las fotografías o ilustraciones idóneas y quieras crear un estilo singular basado en la marca para la empresa, Adobe Photoshop CC es la herramienta ideal. Con Photoshop puedes optimizar y editar tus fotografías o imágenes, ajustando el contraste o el balance de color para conseguir un diseño óptimo. Además, con Photoshop puedes recortar y cambiar la proporción, alisar las fotos, iluminar partes oscuras e incluso eliminar elementos molestos de las imágenes. La variedad visual hace que el folleto sea interesante, aunque se mantenga la coherencia con la identidad de la marca.

Utilizando estos consejos y herramientas de diseño, irás bien encaminado para crear folletos y otros materiales de marketing que comunicarán tu mensaje con estilo.

Save

Save

Adobe Stock, diseño gráfico

Participar a la conversación