Los 3 delitos informáticos más astutos de la historia

Es cierto que en gran medida los adelantos en materia de informática nos han ayudado a avanzar a un ritmo cada vez más acelerado en cuestión de tecnología, pero cada innovación encuentra a corto o mediano plazo su contraparte en la ilegalidad. De ahí la importancia de mantenernos al día tanto en avances tecnológicos como en crímenes informáticos, pues detrás de ellos se esconden mentes sumamente creativas, capaces de encontrar y aprovechar la más pequeña oportunidad.

Esta lista de los delitos informáticos más astutos de la historia muestra un panorama general de la pericia de algunos delincuentes para acabar con los sistemas de seguridad más avanzados.

El delito informático del siglo

En 2006, la organización de hackers ShadowCrew, liderada por Albert González, robó en un periodo de dos años información de más de 100 millones de tarjetas de crédito y cajeros. La organización, formada por González y dos socios, violaba la endeble seguridad de las redes inalámbricas en diversas tiendas de pequeñas cadenas en Estados Unidos. Después infiltraban sniffers o keyloggers para apoderarse de la información bancaria de los clientes y venderla en el mercado negro.

González, que se hizo hacker de manera autodidacta, fue sentenciado a más de 20 años de prisión por dicho crimen, el cual asombró a los expertos en seguridad en línea de las diversas organizaciones mundiales que debieron colaborar para poder atraparlo.

¿Activismo cibernético o tráfico de información?

Probablemente el caso más famoso y controversial de los últimos años es la aparición de información confidencial de distintos gobiernos —destacando el de Estados Unidos por los documentos filtrados sobre la guerra de Irak— en wikileacks. A pesar de que la organización que administra este sitio, dirigida por Julian Assange, denomina su trabajo como activismo cibernético, publican documentos obtenidos de manera ilegal por quienes, probablemente, sean los hackers más listos del mundo, pues no solo han vulnerado la seguridad de los sistemas de distintos gobiernos, sino que van siempre un paso adelante al descifrar el encriptado de dicha información.

Actualmente, Julian Assange se encuentra asilado en la embajada ecuatoriana de Londres debido a las órdenes de aprensión que han sido giradas en su contra por su colaboración en wikileacks.

Los alcances de una violación a la seguridad empresarial

En 2014, Apple, sufrió un golpe a la seguridad de su nube (iCloud). Una dupla de hackers, autodenominada Doulci, se dio a la tarea de estudiar el sistema de seguridad de iCloud, al cabo de cinco meses lograron encontrar una falla y, según sus propias declaraciones, informaron a la compañía del desperfecto, pero su advertencia fue ignorada. Para demostrar la vulnerabilidad del sistema de manera contundente, violaron la seguridad y se apoderaron del control de su sistema de bloqueo remoto (servicio que la compañía ofrece a los usuarios de iPhone en caso de robo). Aunque Doulci no fue más allá, puso al descubierto la posibilidad de un importante robo de información masiva por la falta de atención a las fallas en el sistema de seguridad.

A pesar de que el móvil de estos delitos informáticos fue distinto en cada caso, no cabe duda de que la moneda más valiosa de nuestra época es la información. Por ello, cada día se generan nuevas herramientas en materia de seguridad cibernética y se mejoran las existentes, como el manejo de firmas y la encriptación de documentos, ya que utilizar recursos de vanguardia para proteger la información puede hacer la diferencia.

Conoce cómo Acrobat brinda seguridad a tu empresa https://acrobat.adobe.com/la/es/acrobat.html

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *