Automatizando nuestras imágenes

Autor: Marcelo Monzón

Entre los profesionales de la fotografía, la palabra automático, es mala palabra.
Si bien cada día es mayor la cantidad de fotógrafos que prefiere sacar fotos en automático, aun es mal visto entre los fotógrafos de antaño. Sin embargo, por suerte, este pensamiento está cambiando.
Pero ¿qué pasa entre los profesionales del retoque? Es peor aun. No por el hecho de usar algo automático, como con los fotógrafos, sino porque realmente no saben como funcionan las opciones automáticas de Photoshop, y consideran que funcionan mal.
Veamos una opción automática que nos puede sacar del apuro al momento de sacar nuestras fotografías.

El preconcepto es algo muy dañino, ya sea en nuestra vida cotidiana así como en lo profesional.
En el caso de Photoshop, durante años, por no decir siempre, he escuchado “NO USES LAS OPCIONES AUTOMATICAS, SON HORRIBLES”.
Recuerdo cuando hace muchos años atrás trabajando en un medio periodístico muy famoso de la Argentina, comencé a retocar las fotos utilizando las opciones Auto de ajustes.
Mis colegas no podían entender porque a mí me quedaban bien y a ellos súper mal.
Obviamente porque si bien Photoshop es mágico (claro que si) a veces necesita una mano para hacer su magia.
Si no preparamos al programa para que sepa que es lo que deseamos, no podemos quejarnos que no hace lo que queremos.
Esta intro viene a raíz de que yo también caí en el error de criticar una acción automática por no entender, en aquel momento, como tenía que trabajar con ella.
Allá por fines de la década de los 90, en un viaje a Brasil, quise hacer una panorámica de la Lagoa Rodrigo de Freitas.
Cuando quise usar la opción automática Panorámica, como no tuve los recaudos necesarios al tomar las fotos, el resultado no fue el esperado.
Muchos años después, tuve la necesidad de realizar una fotografía para el restaurante de un amigo.
Como no tenía suficiente tiro (distancia entre la cámara y lo que necesitaba fotografiar) pensé: Hago tomas parciales y las uno con la opción Panorámica. Obviamente me había olvidado de mi “mala experiencia” anterior.
Cuando me senté a retocar las imágenes me vinieron a la mente las imágenes de Rio de Janeiro.
Lo primero que sentí fue un miedo a que el resultado fuese malo.
Ahí recordé que cuando saqué las imágenes desde el Cristo Redentor, no había tomado el recaudo de sacarlas con trípode o de cuidar que el horizonte estuviese, siempre, más o menos a la misma altura.
Aclaro que cuando hablo de horizonte no me refiero a la línea que se ve a lo lejos en las fotos de paisajes. El horizonte en este caso es la línea imaginaria que se tiene que considerar, principalmente, en las imágenes que servirán a montajes y que tiene como punto medio la “mirada” del observador, en este caso del lente.
Por eso antes de hacer el montaje del restaurante, quise ver si con el comando Alinear capas automáticamente [Auto-Align layers] podía solucionar aquella vieja panorámica que quise hacer en mi visita a la Cidade Maravilhosa.

Antes de continuar quisiera aclarar que las fotos son en baja calidad porque, en aquel momento, eran lo máximo que se podía sacar con una cámara digital NO profesional. Era apenas una cámara de 1 Mp.
Lo primero que hice, siguiendo con los comandos automáticos, fue abrir todas las imágenes dentro de una sola.
Para hacer esto fui al menú Archivo/Secuencias de comandos/Cargar archivos en pila [File/ Scripts/Load Files into Stack] y, en la ventana que se abre, buscar todas las imágenes que quiero formen parte de la panorámica.

Para ser honesto, no recuerdo si en aquel momento existía la posibilidad de alinear automáticamente las imágenes directamente desde esta ventana.
Pero más allá de que existiese o no esta opción, es preferible usar otro comando para hacerlo ya que se puede tener más control sobre el resultado final.
Por eso no tildo esta opción.
Tampoco la de crear un Objeto inteligente [Smart Object] porque en este caso no me serviría.
En otro tutorial veremos donde sí es muy útil tildar esa opción.
Una vez que tenemos todas nuestras imágenes en diferentes capas, las seleccionamos todas, pulsando la tecla Mayúsculas [Shift], y, desde el menú Edición/Alinear capas automáticamente [Edit/Auto-Align layers], dejamos que Photoshop haga su magia.
En la ventana que se nos abre, tenemos una serie de opciones.
Las de la parte superior son diferentes maneras de colocar, y distorsionar, las imágenes para lograr una panorámica más precisa:

Automático [Auto]: Analiza las imágenes y aplica una transformación en perspectiva o cilíndrica a las capas, más allá de cambiar su posición de ser necesario.

Perspectiva [Perspective]: Aplica una transformación de perspectiva, sesgo y escala sobre las imágenes para que se acoplen correctamente. La imagen central permanecerá intacta, el resto se ajustará a la misma.

Collage [Collage]: Permite mover, rotar y escalar cada imagen.

Cilíndrico [Cylindrical]: Como en el caso de la opción Perspectiva, la imagen central no se modifica, pero el resto se transforma mostrándose como un cilindro abierto verticalmente. Esta opción es muy aconsejable para panoramas amplios.

Esférica [Spherical]: Parecido al la opción anterior, pero muestra la imagen como en el interior de una esfera.

Cambiar posición [Reposition]: Cuando las imágenes están tomadas sin ningún tipo de perspectiva esta opción es la más adecuada. Reconstruye el resultado moviendo las capas seleccionadas haciendo coincidir sus bordes superponiéndolos.

Generalmente utilizo la opción Automático, salvo raras ocasiones donde necesito mayor o menor distorsión de las imágenes.
Las opciones de Corrección de lente [Lens Correction] son para corregir aberraciones ocasionadas por las lentes, como por ejemplo las viñetas o diferentes tipos de distorsiones de lente, ya que la mayoría de las cámaras graban los metadatos en cada imagen dándole a Photoshop la información necesaria para realizar las correcciones automáticamente.

Una vez que hacemos click en Ok, Photoshop hará todo el trabajo por nosotros.
Sin embargo, en apariencia, el resultado no es el deseado.

Ahora es donde ocurre la verdadera magia.
Sin deseleccionar las capas, volvemos al menú Edición [Edit] pero esta vez hacemos click en Fusionar capas automáticamente [Auto-Blend Layers].
En la ventana que se nos abre, seleccionamos la opción Panorama [Panorama].
Esto no porque sea una panorámica sino por los algoritmos que Photoshop utiliza para realizar la fusión de capas.
La opción Apilar imágenes [Stack Images] se utiliza cuando se realizan fotos con diferente profundidad de campo (se generan diferentes desenfoques) por lo que Photoshop hace un mapeamento de la imagen utilizando las diferentes partes de todas las fotos para unificar el foco.
Y ya que estamos utilizando las ventajas de la automatización de Photoshop, tildemos también las opciones Tonos y colores homogéneos [Seamless Tones and Colors] y Áreas transparentes de relleno según contenido [Content Aware Fill Transparent Areas].
La primera unificará los tonos entre las distintas imágenes. Si observan la imagen anterior verán cómo se notan las uniones por los diferentes tonos del cielo.
La segunda le dirá a Photoshop que rellene según contenido los espacios vacios.
Veamos el resultado final.

Lo interesante de las opciones automáticas es ver las máscaras que Photoshop realiza.
Jamás se me ocurriría hacer una máscara de esa forma y con esas características pero, como se puede ver, los resultados son fantásticos.

Veamos ahora el caso del restaurante de mi amigo.
Como pueden ver las fotos son completamente diferentes entre sí.

En este caso no use la opción Automático [Auto] porque el resultado final no fue el mejor. Así que utilicé la opción Collage.
Probé todas y la que aparentemente mejor resultaba era Cambiar posición [Reposition] pero cuando le aplique el comando Fusionar capas automáticamente [Auto-Blend Layers] el resultado fue muy malo.

Por eso es importante hacer pruebas y no quedarse con la receta ya que lo que funciona en una imagen, probablemente en otra no lo haga.
Para lograr el resultado que verán en la siguiente imagen utilicé otros comandos automáticos pero eso lo dejamos para otro tutorial.

Espero ver prontamente sus imágenes subidas a Adobe Stock.
Nos leemos en un próximo tutorial.

Los comentarios están cerrados.