Una cuestión de tamaño

Tutoriales Adobe

Autor: Marcelo Monzón

A pesar de que muchos fotógrafos, diseñadores y artistas digitales no comprenden completamente como funciona el tema del tamaño de una imagen digital, en relación a la ecuación píxeles, resolución y sistema métrico, siempre están en la búsqueda del mayor tamaño.
Intentare dar una explicación concluyente sobre este tópico y, como bonús, un tip para que Photoshop resamplee mucho mejor nuestras imágenes.

Fue difícil no caer en la tentación del chiste fácil. Creo que lo que más me desalentó es que nosotros los argentinos usamos muchos modismos que probablemente el resto de los latinoamericanos no llegasen a percibir por lo que el chiste quedaría bastante descolocado.
Pero más allá de no jugar con ese tema, hablar sobre la importancia que se le da al tamaño de nuestras imágenes es realmente un tema serio.
Si bien se puede decir que la tendencia de la imagen impresa esta en descenso, y a pesar de haber pasado más de 30 años desde que se comenzó a tratar digitalmente una imagen para imprimirla, el tema de la resolución que se necesita para los impresos nunca ha sido muy claro. Si le preguntamos a alguien de una imprenta, principalmente en el área de pre prensa, a qué resolución se deben enviar las imágenes nos va a decir algo como: 300 ppi o el doble de la lineatura de impresión… Y si le preguntamos por qué, probablemente va a encoger los hombros y nos explicará que eso fue lo que le dijeron en su primer día de trabajo.
Sin entrar en detalles técnicos sobre el “misterio” de la lineatura, cuando se hace impresión comercial (offset, rotograbado, etc), las imágenes deben partirse en puntos de diferentes tamaños para poder reproducir gradaciones tonales, lo tan mencionado como Tono Continuo.

Para no dejar inconcluso el tema, básicamente, recordemos que los píxeles son cuadrados pero para imprimir se necesitan puntos (redondos) por lo que se necesitan muchos cuadrados para crear un circulo… la famosa circunferencia del cuadrado.
OK, no es eso, pero como ejemplo aplica.
Por este motivo es que se necesita un Factor Q x2 para que nuestro impreso salga correctamente.
Menos mal que no iba a entrar en detalles técnicos.
Pero es difícil explicar que los famosos DPI para impresión no aplican de la misma manera que en la resolución de una cámara y que a su vez la resolución nada tiene que ver con el tamaño aunque en realidad sí. O sea… un lio.
Para explicar el porqué de los distintos puntos necesarios que intervienen en la impresión comercial, debería explicar una serie de cuestiones técnicas, como por ejemplo el porqué de los diferentes ángulos de las trama de color, pero creo que solo serviría para confundirlos mas.
Basta con saber, como ya explique antes, que la resolución de una imagen impresa estará sujeta a la tecnología con que se imprima. O sea, el grado de detalle, o calidad de una imagen digital, será mayor en función de cuantos píxeles por pulgada tenga.

Megapíxeles

Distinto, pero más o menos igual, es el tema de los Megapíxeles o Mpx.
Pero antes de hablar de megas hablemos del pixel.
El píxel es la unidad más pequeña y diminuta de una imagen digital, por lo que cada píxel es una unidad homogénea de color que, sumándose a otros pixeles de diferentes colores, dan como resultado una imagen de cientos, o miles, de colores o variables tonales.
La palabra Pixel surgió como acrónimo entre los términos ingleses Pix (expresión coloquial que refiere a picture, “imagen”) y Element, en español “elemento”. O sea, el píxel es un elemento de una imagen.
Ahora que ya sabemos exactamente que es un pixel, la deducción sobre que es un megapíxel es muy fácil: es un millón de píxeles.

Entonces cuando hablamos de la cantidad de megapíxeles que tiene una cámara, nos referimos a los millones de cuadraditos que esa cámara utiliza para componer una fotografía.
Una vez escuche una charla entre dos fotógrafos profesionales, (démosle la derecha que fue hace mucho tiempo, cuando el tema estaba en pañales), en la cual uno le decía al otro que lo más importante eran los megapíxeles.
Si bien es algo importante, principalmente si se quiere hacer imágenes comerciales de gran tamaño, la calidad de una imagen no se encuentra en la cantidad de píxeles que conformaran la imagen.
Debemos considerar que una cámara, o celular si se quiere, no es superior a otro únicamente mirando unos valores numéricos, sino que entran en juego muchos más factores. Por ejemplo, el sensor, el procesador, el ISP (procesador de señal de imagen) o la óptica que posea la cámara, son tan, o más, influyentes para determinar la calidad de la fotografía obtenida, que la cantidad de píxeles que la compondrán.

Como mencioné, existen muchos elementos involucrados para analizar una cámara, por lo que no debemos guiarnos pura y exclusivamente por los megapíxeles para hablar de la calidad de una cámara, por ende, tampoco de sus imágenes.
Ahora bien, ¿qué son exactamente los megapíxeles?
Básicamente se podría decir que son los elementos que definen cuánto podemos ampliar la imagen sin perder nitidez.
Algo similar a lo que ocurre con la imagen impresa.
Sin embargo en este caso no depende de la resolución ya que cuando hablamos de píxeles, o medimos en píxeles, lo único que entra en la ecuación es la cantidad de los mismos en el alto y ancho de la imagen.
Sin embargo si estamos en algún programa de armado, como Illustrator o InDesign, dependiendo de la configuración de los mismos, puede ocurrir que al “mirar” una imagen la misma se vea “más grande” cuanto menor sea su resolución.
Esto se debe a que para estos programas si importa la resolución de salida, mientras que en Photoshop, un sitio web, o una aplicación, lo que importa es el tamaño en píxeles.
Volviendo a los megapíxeles, los mismos equivalen a un millón de píxeles, por lo que cuanto más megapíxeles tenga una fotografía mayor será la dimensión de nuestra imagen.
Por ejemplo, en una captura de 4864 x 3648 el primer valor hace referencia al ancho de la imagen, mientras que el segundo pertenece al alto. El resultado de multiplicar esas cifras sería equivalente a los píxeles que tienen la captura, en este caso 17.743.872 de píxeles, o lo que es lo mismo, unos 18 megapíxeles.

Entonces, ¿es importante la cantidad de megapíxeles?
Eso depende de las necesidades de cada uno. Obviamente, si lo que queremos es realizar fotografía para un cartel publicitario en la vía pública, la cantidad de píxeles será muy importante.
Pero si lo que queremos es hacer un catálogo Online, salvo raras excepciones, las imágenes no superarán los 2 MP.
Dicho esto, en el caso de que se conviertan en un colaborador de Adobe Stock, sería bueno que las imágenes tengan un buen tamaño, ya que de esa forma amplían las posibilidades de comercializar sus imágenes a diferentes propósitos.
Para no recibir comentarios sobre que si es necesario prestar atención y tomar en consideración el tamaño de los pixeles del sensor, aclaro que en esos casos los píxeles, al ser de mayores dimensiones, pueden captar más luz a través de sus fotodiodos, lo que permite emplear una sensibilidad mayor sin que el granulado o la pérdida de calidad puedan suponer un problema.

Resampleo en Photoshop

Acá entramos en un terreno complicado.
¿Por qué? Porque en un principio no se debería resamplear una imagen.
Cosa realmente imposible.
Vale aclarar que resamplear una imagen no se refiere únicamente a ampliar una imagen, sino a cambiarle el tamaño o sea, cuando se achica una imagen también se la resamplea, lo que para ser puristas estaría mal.
¿Por?
Porque ya sea ampliando o reduciendo una imagen la información de la misma se altera, lo cual influye en su calidad.
Obviamente que al ampliar estamos “inventando” información mientras que al reducir no. Pero, por pruebas que he realizado en su momento, puedo decir que si se compara una imagen escaneada al tamaño final de salida con una igual pero reducida en su tamaño, pero de igual dimensión que la escaneada al tamaño final, se notan diferencias. Sutiles pero se notan.

Dicho esto, puedo asegurar que una de las ventanas más usadas en Photoshop, pero también sobre las que más dudas y confusión existe, es la ventana de Imagen/Tamaño de imagen [Image/Image Size].
Dicha ventana está dividida en dos áreas que nos informan sobre medidas y resolución de la imagen activa. La primera área (Pixel Dimensions) nos indica la cantidad de píxeles que contiene la imagen en sentido Horizontal (Width) y Vertical (Height). Esta información es la que hace referencia al tamaño en pixeles.
Esto es a lo que hacía referencia unos párrafos atrás. Es la que debemos utilizar cuando estamos trabajando imágenes cuya finalidad de salida será una pantalla, por ejemplo para Internet, ya que sabremos qué área ocupará la imagen en un monitor de determinado tamaño.
La segunda área (Document Size) nos indica las medidas físicas de la imagen en determinada unidad de media (pulgadas, milímetros, etc) y es la que utilizaremos cuando estamos trabajando imágenes cuyo finalidad será un medio impreso ya que sabremos que tamaño ocupará en la impresión en relación a la resolución de salida.
Remuestreo [Resample] es el cambio en el número de píxeles de una imagen y si bien se ven 7 formas de remuestreo (a continuación veremos que existe una más) básicamente el modo de aplicación se divide en dos: el de aumento del número de píxeles (Upscale) o el de reducción  del número de píxeles (Downscale). Es importante entender que no es lo mismo cambiar el número de píxeles (Resample) que modificar la resolución de una imagen ya que existen variables al tildar la opción Resample:

  • Si la casilla de verificación Resample está marcada, y hacemos click en la cadenita que se encuentra entre las dos medidas, todas las casillas son editables.
    Esto significa que podemos cambiar de manera independiente el número de píxeles y el tamaño de la imagen. Por ejemplo, si una imagen tiene el tamaño correcto pero demasiada resolución, podemos reducir la misma manteniendo el tamaño fijo de la imagen al marcar esta casilla.
  • Si la casilla de verificación Resample está desmarcada se puede cambiar el tamaño y la resolución manteniendo el número de píxeles (y por lo mismo manteniendo el tamaño del archivo). El tamaño y la resolución serán modificados de manera inversamente proporcional, es decir, si aumentamos la resolución reducimos el tamaño físico de la imagen y al contrario.
    Por ejemplo, tenemos una imagen tomada con una cámara digital a una resolución de 72 ppi pero a un tamaño de 31,75 cm. Si desmarcamos la casilla Resample y aumentamos la resolución a 300 ppi el tamaño físico se reducirá a 7,62 cm y el tamaño de archivo se mantiene intacto, o sea a 900 px por 600 px.

Pero como dije antes existe otra opción y la misma es una mejora sustancial desde que apareció la versión Creative Cloud. O sea, en versiones anteriores a CC no existía la siguiente posibilidad.
Para activarla (si no se encuentra activa, cosa que en las últimas actualizaciones debería ocurrir) debemos ir a las preferencias (Ctrl + K) y, en la opción Tecnologia de previsualización [Technology Preview], tildar la opción Habilitar preservar detalles 2.0 al ampliar [Enable Preserve Details 2.0 Upscale].
Al hacer esto, en la ventana Tamaño de imagen [Image Size], aparecerá una nueva opción.

A continuación podrán ver la diferencia entre la imagen original a 3101 px por 2068 px y al utilizar el modo Automático, sin haber tildado la opción Habilitar preservar detalles 2.0 al ampliar [Enable Preserve Details 2.0 Upscale] y con la opción Preservar detalles 2.0 [Preserve Details 2.0] al 30%, aumentando la imagen de 900 px por 600 px a 3101 px por 2068 px.
Puede parecer que la imagen del medio, sin la preservación 2.0, está más “enfocada”, lo cual de alguna forma es correcto. Esto se debe a que al utilizar el método Automático, Photoshop utiliza la opción de preservar detalles al aumentar, lo que aplica un Enfocado [Sharpen] que genera halos. De allí la sensación de que esta mas enfocada pero los halos son muy notables lo cual es molesto.
Con la tecnología 2.0 los halos desaparecen manteniendo casi la misma calidad que una imagen original al mismo tamaño.

Con esto daría por cerrado esta primera aproximación al tema de la resolución y el resampleo de imágenes en Photoshop.

Espero ver prontamente sus imágenes subidas a Adobe Stock.
Nos leemos en un próximo tutorial.


Tutoriales Adobe

Posted on 04-20-2018