Revelar en Camera RAW (Parte uno)

Adobe StockAdobe Stock ColaboradorTutoriales Adobe

Autor: Marcelo Monzón

Si bien no es algo nuevo, y mucho menos exclusivamente de las cámaras digitales, el revelado digital de fotografías últimamente está en boca de todos.
Además de los profesionales, los usuarios amateurs “descubrieron” las ventajas del formato RAW, pero pocos, aunque existe mucho antes que las fotografías digitales, realmente saben sacarle provecho.

Pensé muchísimo antes de realizar este texto en varias entregas, porque sé que es aburrido tener que esperar hasta la próxima entrega, y si bien las partes serán pocas, habrá muchos más texto sobre Camera RAW.

Es tan amplio el tema que no podemos quedarnos con apenas algunos pocos tutoriales de explicación. Es imperativo profundizar más y más.

Probablemente esta introducción pueda parecer un poco larga, pero es completamente necesaria, ya que él un buen revelado nos da un perfecto punto de partida.
Pero antes de hablar de revelado debemos entender que es lo que vamos a revelar.

Si buscamos la traducción en un diccionario de Inglés/Español, RAW es un adjetivo que significa crudo, bruto, puro, abierto, etc., por nombrar algunas de sus definiciones. Se pronuncia , o mejor “Roooa” en inglés estadounidense, Ro en inglés británico y Ra según la voz del traductor de Internet. Nunca Rau.

Sea como sea, este formato es el indicado para realizar nuestras tomas fotográficas. ¿Por qué? Porque es el formato que nos permite revelar, y/o editar, correctamente nuestras fotografías ajustando diferentes comandos, como por ejemplo la profundidad de color, la saturación, la exposición, el balance de blanco, etc., directamente desde el programa de revelado sin necesidad de pasar por Photoshop.
Y ya que hablamos del rey del retoque, ¿No podeos hacer lo mismo desde Photoshop?
Si y no.
Si, porque podemos realizar todos los ajustes mencionados y hasta algunas otras cositas (muchísimas) mas.
No, porque si trabajamos con algún formato que no sea RAW, habremos perdido la oportunidad de trabajar con toda la calidad posible de una imagen latente.
¿Imagen latente?
Probablemente este no sea el término indicado para hablar de una imagen digital, pero es como se denominaba a una imagen impactada en un rollo fotográfico que aun no había sido revelado. Y si vamos a hablar de revelar, lo ideal es buscar  analogías con la fotografía tradicional y explicar que revelar es hacer visible la imagen latente en una película o papel fotográfico. En el caso de lo digital es permitir utilizar la imagen que impactó en un sensor APS, CMOS, Foveon, CCD, etc.

Si bien aún existen muchos fotógrafos que prefieren utilizar el formato JPG, debido al poco peso para almacenamiento gracias a ser un formato de compresión, la mayoría ya ha percibido que cantidad no es calidad.
Aquí me gustaría abrir un paréntesis y aclarar que existen cámaras que permiten fotografiar en formato Tiff. Sin embargo vale remarcar que si bien técnicamente un formato Tiff es capaz de admitir imágenes en 16 bits, las cámaras que soportan disparar en Tiff, por lo menos hasta ahora, sólo lo hacen en 8 bits, por lo que el rango dinámico de esta imagen es menor que el de un RAW, aunque es de mejor calidad que un JPG.

Básicamente, de observar la imagen, podemos ver que el RAW nos permite ampliar la calidad de nuestra fotografía.
Pero siendo reiterativo: ¿No podemos lograr el mismo resultado directo en Photoshop?

Tendría que responder que sí, pero la realidad es que no.

No porque Photoshop no posea las herramientas y comando para hacerlo, ya que totalmente los posee. No, porque al usar el formato JPG partimos de una imagen con menor rango dinámico, y eso nos imposibilita conseguir un mejor rango de valores tonales por más que exprimamos la magia de Photoshop.
Pero, ¿Qué es el Rango Dinámico?

Básicamente se podría decir que el Rango Dinámico (Dynamic Range), de una imagen, es el que nos permite definir los tonos de la misma. Si lo simplificamos al extremo, se podría relacionar este término con el contraste.

¿Por qué especifico de una imagen? Porque el rango dinámico no se aplica únicamente a la fotografía, ya que el mismo representa la cantidad de señales que se puede captar, distinguir o representar de diferentes medios, como por ejemplo la música.

En relación con la fotografía, más específicamente con una cámara, el rango dinámico se refiere a la capacidad que tiene el sensor para captar la mayor cantidad de tonos de la toma que estamos por realizar. Para saber que rango dinámico soporta nuestra cámara, simplemente debemos saber  el Valor de Exposición (EV).

Si quieren saber más sobre el Rango Dinámico, escríbanme y haré un texto más extenso. Por lo pronto vale aclarar que el rango dinámico de nuestros ojos es mucho mayor que el que tienen las cámaras digitales, sin importar la marca o la calidad de la misma.

O sea, sin importar que cámara hayamos utilizado, cualquier imagen que tomemos tendrá una gran diferencia entre lo que vemos con nuestros ojos y el resultado final de la fotografía.

Esto se debe a que nuestros ojos son capaces de distinguir diferentes niveles de exposición. Algo así como si realizásemos una imagen HDR (High Dynamic Range), ya que la pupila de nuestro ojo, en una situación de mucho contraste entre luces y sombras, o sea con un amplio rango dinámico, se adapta de forma continua a las distintas zonas, cerrándose o abriéndose en función de la luminosidad de cada zona, enviando toda esa información para que el cerebro la procese y componga una única imagen.

Formato RAW

Como mencione anteriormente podemos decir que el formato RAW sería el equivalente digital al negativo de la fotografía analógica.
Desafortunadamente, por contener la totalidad de los datos de la imagen captada por la cámara, y una mayor profundidad de color (por lo general 36 a 48 bits/píxel o sea 10 a 16 por canal), son archivos de grande tamaño, a pesar de que, generalmente, usan compresión.

Más allá de esto, el gran inconveniente de este formato es la falta de estandarización del mismo, ya que, como mencioné, cada fabricante de cámaras usa su propia versión del formato, lo que provoca una cierta incompatibilidad al momento de querer revelar una fotografía.

Al final del texto encontrarán un listado de la gran mayoría de los formatos RAW existentes y, entre paréntesis, su fabricante.
Por eso es muy importante estar completamente actualizado en la última versión del Camera RAW, así como ir actualizando periódicamente la compatibilidad entre el programa y los nuevos modelos de cámaras, ya que Adobe realiza estas actualizaciones constantemente.
Vale aclarar que existe una gran probabilidad que en un futuro, no muy lejano, algunas versiones de determinado formato RAW no se puedan abrir.

Existe una iniciativa conocida como OPENRAW que trabaja para que los fabricantes de cámaras creen un formato RAW de código abierto y estándar.

Anticipándose al futuro, y estando bien presente en algunas dificultades de la actualidad, Adobe Systems creó, en 2004, una alternativa llamada Digital Negative Specification, o DNG, que tiene la intención de ser un formato unificado de RAW.

A tal punto este formato es una innovación, que a partir de 2006 varios fabricantes de cámaras han apoyado al formato DNG en los modelos de sus cámaras, como por ejemplo las cámaras Leica, Samsung, Ricoh, Pentax y Hasselblad.
A modo de ejemplo especifico, el módulo Leica Digital-Modul-R (DMR) fue el primero en utilizar el formato DNG como su formato nativo.

Desventajas del formato RAW

Obviamente la mayor desventaja es su peso.

El mismo consumirá, en muy pocas tomas, el espacio de nuestra tarjeta de memoria.

Por ejemplo, donde caben 400 fotos JPG probablemente sólo quepan menos de 100 fotos  en formato RAW.

Otra de las desventajas es, como ya mencioné,  que el formato RAW no es único y universal. En contra partida, si bien actualmente existen tres tipos de formato JPG, como el recientemente lanzado por Google o el viejo JPG2000, el JPG, o JPEG, es único y universal. Todos los programas abren y leen fotos JPG de la misma manera.
Otra de sus desventajas es que por ahora no existe la opción de fotografiar en RAW desde un celular. Y si bien ésta última no es una desventaja per se, aunque sea algo que los usuarios que quieren utilizar el formato RAW no pueden hacer, no existe la posibilidad de sacar en este formato directamente desde un celular, aunque existen algunas apps que van en ese camino.

Nobleza obliga, en 2005, Apple Computer presentó varios productos que ofrecen soporte de formato RAW, ofreciendo soporte básico para la visualización y edición a partir de su sistema operativo, Mac OS X 10.4, permitiendo visualización de imágenes y de apertura.
Sin embargo, Adobe, dando un paso adelante, permite, tanto para sacar las fotos como para editarlas, Lightroom para Mobile.
Dicha aplicación es gratis desde hace tiempo, y funciona de manera similar al Lightroom de escritorio, inclusive sincronizando las fotos. Está disponible tanto para Android como para iOS.

¿Cómo lo revelo?

El revelado siempre fue la quimera de los fotógrafos.
En los tiempos análogos, por más que se haya realizado la mejor composición, con un perfecto balance de blanco e iluminado al mejor estilo hollywoodense, si el revelado fallaba, todo nuestro esfuerzo se vería diezmado.

Con la fotografía digital ese problema ya no existe pero sigue vivito y coleando. ¿Por qué? Porque un mal revelado igualmente puede arruinar nuestra imagen. La diferencia es que ahora depende de nosotros y no de un laboratorista que se olvidó de cambiar los químicos o dejó un mayor tiempo de exposición que el debido.

Existen muchísimos programas que nos permiten revelar una imagen RAW.

Los más comunes, obviamente más allá de los nativos de cada una de las cámaras digitales, son Lightroom y Camera RAW, ambos de Adobe.

En relación al Lightroom y Camera RAW, como pueden leer en mi tutorial anterior, en ellos prácticamente podemos hacer lo mismo.

Obviamente, al ser un verdadero fanático de Photoshop, el programa que utilizo para revelar es el Camera RAW. Sin embargo la gran mayoría de explicaciones que vaya a expresar en este y los próximos tutoriales, pueden ser aplicados también al Lightroom, aunque, obviamente, haya diferencia en los nombres de los comandos.

Es importante destacar que si utilizamos la opción que muchas cámaras ofrecen, de almacenar en formato RAW y JPG al mismo tiempo, la imagen JPG, con baja compresión de datos (alta calidad), seguramente se “verá” mejor que la RAW, ya que tendrá mayor nitidez/enfoque, mejor contraste, mejor iluminación y los colores aparecerán mejor representados. Esto se debe a que el software de la cámara digital le aplica distintos filtros digitales para mejorar la imagen. Por otro lado, la imagen en formato RAW, aunque en apariencia parezca más pobre, ya que se verán colores más neutros, menos saturados, un enfoque más blando y una iluminación que dependerá de la exposición que hicimos, más visiblemente sobre o subexpuesta, contendrá muchísima más información que podrá manipularse a gusto al momento de revelarla.

Por eso a partir de mi próximo tutorial veremos cómo sacarle el máximo de provecho al Camera RAW.

Quiero agradecerle al fotógrafo Diego Guidobono, y a la modelo Valentina Bosch, por la amabilidad de proveerme la imagen utilizada para poder comparar una imagen entre un RAW y un JPG y la imagen de comparación entre el Camera RAW y el Lightroom.

Diferentes formatos, el mismo RAW

Si bien el formato RAW es uno solo, las extensiones del mismo varían según el tipo de cámara que se posea.

A continuación los formatos (o extensiones) más conocidos según el fabricante de cámaras.

  • .nef .nrw (Nikon)
  • .crw .cr2 (Canon)
  • .mrw (Minolta)
  • .orf (Olympus)
  • .ptx .pef (Pentax)
  • .arw .srf .sr2 (Sony)
  • .raw .rw2 (Panasonic)
  • .raf (Fuji)
  • .x3f (Sigma)
  • .erf (Epson)
  • .k25 .kdc .dcs .dcr .drf (Kodak)
  • .pxn (Logitech)
  • .bay (Casio)
  • .mef .mos (Mamiya)
  • .cap .iiq (Phase One)
  • .r3d (Red)

Espero ver prontamente sus imágenes subidas a Adobe Stock.
Nos leemos en mi próximo tutorial.

 

 

 

 


Adobe Stock, Adobe Stock Colaborador, Tutoriales Adobe

Posted on 05-31-2018