5 Tips que te ayudarán a editar tus fotos

Autor: Marcelo Monzón

Photoshop es, sin lugar a duda, el rey de la manipulación de imágenes.

Pero más allá de sus herramientas más populares y utilizadas, existe un mundo de opciones ocultas que son de extrema utilidad para fotógrafos.
Veamos algunas de estas maravillas ocultas.

Generalmente cuando brindo conferencias, o doy clases, suelo utilizar un mismo chiste: ¿Quién conoce al mago Merlín? Obviamente la gran mayoría levanta la mano. ¿Saben que vive en Photoshop? Ahí les cuento que en las primeras versiones de Photoshop, allá por comienzo de los años 90, Merlín aparecía dentro del programa cuando se pulsaban algunas teclas al mismo tiempo. Formaba parte de los famosos Huevos de Pascua que la gran mayoría de los programas poseen.
Desafortunadamente Merlín perdió su lugar para tostadas, café con leche y una banana. Si no saben de qué hablo escríbanme y les cuento.
Pero al ser el mago más poderos de todos, no se fue del programa se quedó y (aquí viene el chiste) y vive en la tecla Alt. ¿Qué? ¿Cómo? Sí. Si en determinadas ocasiones, bastantes, se pulsa la tecla Alt, el comportamiento del comando que estamos utilizando puede alterarse, logrando variables del mismo. En futuros tutoriales hablare mas sobre la tecla Alt.
Sin embargo existen varios comandos que o bien están bien ocultos, o bien no son tan populares y sin embargo son de gran utilidad.
Veamos algunos de ellos.

 

1 – Ciudad desierta

 

Este no es necesariamente un comando oculto.
Sin embargo muy pocos conocen esta posibilidad que Photoshop nos ofrece.
La idea es realizar varias tomas del mismo paisaje, sin importar el movimiento de gente que haya, y, de forma completamente automática, Photoshop borrará a las personas, o autos, consiguiendo una toma de un paisaje desierto.
Lo que es necesario tener presente, para un mejor resultado de este efecto, es realizar las fotos con un trípode, o en su defecto hacerlas con la cámara apoyada en un lugar plano.
Cuanto más fotos tengamos, más posibilidades le ofrecemos a Photoshop de que haga su magia.
Una vez que hayamos realizado las tomas, nos conviene colocar únicamente  todas estas imágenes en una carpeta. Si bien no es necesario esto, para hacer el paso lo más automático posible (como lo mostraré) es importante que no haya otras imágenes que no tengan que ver con el paisaje.
Vamos al menú Archivo/Secuencias de comandos/Cargar archivos en pila [File/Scripts/Load Files into Stack].

Se nos abrirá una ventana. En la misma podemos seleccionar si queremos elegir los archivos de forma manual o directamente por carpeta, por eso mi consejo anterior.

Las opciones que aparecen debajo de la lista de imágenes forman parte de la automatización que estamos por hacer.
La primera es la que alineará las imágenes, de forma automática, si no hemos realizado las tomas con un trípode. Como dice un viejo adagio, haz lo que digo pero no lo que hago. Yo estas imágenes las hice con cámara en mano, por lo cual tildé esta opción. Pero si la hicieron con un trípode como sugiero, no es necesario tildarla.
La segunda opción sí tenemos que tildarla para que Photoshop pueda realizar lo que pretendemos. Al tildarla le estamos diciendo al programa que con todas las fotos elegidas cree un Objeto inteligente [Smart Object] asi podemos utilizar un comando que solo funciona con los OI.
Una vez que el programa haga creado el OI, vamos al menú Capa/Objetos inteligentes/Modo de apilamiento/Mediana [Layer/Smart Objects/Stack Mode/Median].

Listo. Photoshop “borró” a todas las personas.
Nobleza obliga, puede fallar, como decía un gran ilusionista argentino, Tusam.

Sin embargo la solución es mucho más fácil de lo que podemos pensar.
El problema que ocurrió es que no hubo la suficiente cantidad de imágenes para que Photoshop pueda realizar un mapeamento de las regiones redundantes y mostrar solo las partes que son comunes a todas las imágenes. Esa es la magia.
Por eso para solucionar este problema, si no hemos realizado una buena cantidad de imágenes como en este caso, lo que debemos hacer es simplemente ingresar dentro del objeto inteligente, dando doble click en el icono que aparece en la ventana Capas [Layers], y una vez dentro, donde veremos todas las capas que lo componen, individualizar las capas que sobreponen información. Por ejemplo, en este caso es una pareja que se sobrepone a otra pareja de otra foto, y a dos transeúntes de otras dos imágenes.
Lo que debemos hacer es simplemente crear una Máscara de capa [Layer Mask] en las Capas [Layers] que se sobreponen, ocultando las partes sobrepuestas.

 

2 – Stamp

Este truco es muy útil cuando se trabaja con muchas capas y se necesita trabajar en todas al mismo tiempo y de manera única.
La opción más lógica es Aplanar [Flaten] todas las capas unificándolas. Sin embargo si posteriormente debemos realizar alguna modificación tendríamos que volver a hacer todo de nuevo.
Por esto lo que se hace es crear una Impresión [Stamp] de todas las capas activas (visibles) en una única nueva capa.
Para lograr esto debemos pulsar al mismo tiempo las teclas Ctrl+ Shif (mayúsculas) y Alt junto a la tecla de la letra E. Si, es un baile complejo para nuestros dedos pero una vez que nos acostumbramos a que dedo debe ir en cada tecla, es muy fácil de hacer.
Una vez que tenemos esta nueva capa conviene convertirla en un objeto inteligente, salvo que el comando que debamos aplicar no soporte trabajar con un OI. ¿Por qué nos conviene coinvertirla a un objeto inteligente? Porque si como mencione, tenemos que realizar algún ajuste en las otras capas anteriores, los cambios que le hayamos aplicado al Stamp tendríamos que repetirlos, pero si realizamos un OI solo debemos crear un nuevo Stamp y pegarlo en el OI así todo lo aplicado al mismo se mantiene ahorrándonos muchísimo tiempo.
Y ya que hablamos tanto de los objetos inteligentes, recordemos que se parecen a las matrioschkas, ahora viene un tip dentro de un tip.
Si necesitamos crear un Stamp con algunas capas pero no con todas, no es necesario ocultar las capas que no queremos se vean.
Simplemente seleccionamos, en la ventana Capas [Layers],  las capas que queremos que aparezcan en el Stamp y en lugar de utilizar las cuatro teclas, utilizamos solo tres, Ctrl, Alt y E.
OJO!!!! Para que esto funcione perfectamente, la capa Fondo [Background] NO puede estar incluida en la secuencia. Si necesitamos que intervenga, primero debemos convertirla en capa, quitándole las propiedades de Fondo.

 

3 – Automatizar guías

El uso de Acciones [Actions] es muy práctico para automatizar secuencias de comando que sean reiterativos en nuestro trabajo diario.

Sin embargo cuando queremos agregar alguna Guía [Guide] en la secuencia, si las imágenes tienen diferentes tamaños se nos complica.
Sin embargo es mucho más fácil de lo que pensamos solucionar este inconveniente.
Lo único que debemos hacer para que la guía se aplique automáticamente a través de la Acción [Action] que hayamos creado, es, en la ventana Guía nueva [New Guide], ingresar el valor en porcentaje (%), de esta manera Photoshop reconoce la ubicación exacta donde debe aplicar la guía sin importar el tamaño que posea nuestra imagen.

 

4 – Ajustes de color en blanco y negro

No es un error de redacción. Es exactamente eso.
Si hemos revelado alguna vez una imagen en Camera RAW, o en Lightroom, habremos notado que existe un comando de ajuste por color que es mucho más amigable que el comando Corrección selectivo [Selective Color] ya que posee mucho menos pasos que éste.

Sin embargo en Photoshop no existe un comando con estas características, salvo el ya mencionado.
Sin embargo podemos llegar a utilizar un comando que nos permita corregir de manera muy similar.
Lo que debemos utilizar es la Capa de ajuste [Adjustment Layer] Blanco y Negro [Black & White], modificándole el modo de fusión de Normal a Luminosidad [Luminosity].
OJO!!!! Al usar esta opción algunos colores puede sufrir alguna modificación, volviéndose máas oscuros o claros, por lo que antes de realizar cualquier ajuste debemos ajustar los manejadores de esos colores, si no son los que queremos editar, para que los cambios de valores no se noten.

 

5 – Muchas ventanas para un mismo archivo

Probablemente este truco en si no sea muy desconocido para la mayoría de los usuarios, pero, al igual que antes, este truco contendrá otro truco.
Cuando comenzamos a corregir con cualquiera de las herramientas de corrección, como por ejemplo la herramienta Tampón de clonar [Clone Stamp], generalmente usamos un zoom bastante grande, para lograr una correcta precisión y detalle.
Sin embargo muchas veces, algunas de esas correcciones no son tan necesarias.

Otras veces nos ocurre que modificamos algún color puntual, pero, al no ver la imagen en su totalidad, no percibimos que ese cambio descompensa el color general.
Para evitar estas complicaciones, Photoshop nos ofrece la posibilidad de ver al mismo tiempo, diferentes ventanas con diferentes ampliaciones o reducciones de la imagen, logrando de esta forma un mayor control visual de lo que estamos haciendo.
Aquí me gustaría abrir un paréntesis y quisiera aclarar que cuando trabajamos con un zoom muy amplio, muchas veces estamos realizando ajustes innecesarios. Por tal motivo, salvo muy raras excepciones, siempre conviene trabajar al 100% de la imagen. De esta forma estamos viendo lo que realmente se verá de la imagen.
Volviendo a la opción de visualizar varias vistas de nuestra imagen, deberemos recurrir al menú Ventana/Organizar/Nueva ventana para… [Window/Arrange/New window for…] y el nombre de nuestro archivo.
Podemos crear varias visualizaciones al mismo tiempo.
También podremos ir cambiando de ventana y trabajar independientemente en una u otra, que las modificaciones se aplicaran en todas ya que en realidad es un único archivo con varias instancias visuales, por lo que siempre estaremos trabajando en el mismo archivo.
De hecho si estamos trabajando en una ventana y la cerramos Photoshop no nos preguntara si queremos salvar los cambios ya que, hasta que cerremos la última, siempre serán instancias visuales del archivo abierto.
Acá viene el tip dentro del tip.
Si necesitamos desplazarnos dentro de la imagen, y que todas las vistas se desplacen al mismo tiempo, debemos pulsar en conjunto la tecla Shift (mayúsculas) y la barra espaciadora.
Y si queremos modificar el zoom de todas las ventanas, de forma proporcional a lo que estamos viendo en las diferentes previsualizaciones, debemos agregar, a la combinación anterior de Shift y barra espaciadora, la tecla Ctrl para aumentar y Ctrl + Alt para disminuir.

Esta vez “Merlín” quedo fuera de la ecuación.

Obviamente existen más trucos que podemos usar para mejorar nuestras fotografías, pero esos los iremos viendo en próximas entregas.
Espero ver prontamente sus imágenes subidas a Adobe Stock.
Nos leemos en mi próximo tutorial.

 

 

Los comentarios están cerrados.