Consejos para nuestras primeras fotos en Microstock

Adobe Stock Colaborador

Autor: Marcelo Monzón

Cuando queremos iniciarnos en la fotografía, lo primero que se nos viene a la mente es cuál es la mejor cámara, el mejor lente.
Sin embargo, si bien el último modelo de la cámara de nuestra preferencia nos va a ofrecer un sinfín de posibilidades, ella por sí sola no hace una buena foto. Eso depende de nosotros.
Veamos algunos consejos, no técnicos, que nos permitirán iniciarnos en el mundo del microstock sin desilusionarnos en el intento.

Aclaro, antes que nada, que estos consejos no son técnicos.

Si bien hare otros tutoriales hablando de exposición, apertura, etc., la idea es comenzar por el principio.
Y el principio es el qué.

Así es. ¿Qué tengo que fotografiar para que los usuarios de Adobe Stock se interesen por mis imágenes?

Obviamente no se puede saber a la exactitud, pero si se puede tomar como referencias, los ítems más buscados en Adobe Stock para darnos una idea de que es lo que más está buscando el mercado.

En otro tutorial he escrito algunos consejos de cómo vender nuestras imágenes a Adobe Stock, así que eso lo pasaré por alto aquí, pero no puedo dejar de recomendar algunas cosas que deberíamos tener en cuenta al realizar nuestras primeras imágenes.
Y una de ellas es saber qué fotografiar.
La siguiente lista de palabras son algunas de las que surgieron después de analizar el listado de palabras más buscadas por los usuarios.

Obviamente pueden modificarse en función de la época o el país en donde se realice la búsqueda.
Por ejemplo, si hiciese la búsqueda estos días, en primer lugar saldría todo lo relacionado al mundial de fútbol. Así que la lista sería muy diferente, ya que en ella aparecería Pelota, Cancha, Jugador, etc., y todo lo relacionado a Rusia, como por ejemplo Moscú, Matrioshkas, etc.

Pero volviendo  a las búsquedas generales, este sería un buen listado atemporal y universal, como punto de partida:

  1. Flores
  2. Fondos
  3. Familia
  4. Navidad
  5. Medicina
  6. Vectores
  7. Mujeres
  8. Tatuajes
  9. Música
  10. Bebes

Personalmente me sorprendió mucho el orden de los ítems, principalmente el primer lugar de las flores y el quinto de la medicina.

Como fotógrafos, del listado hay uno solo ítem al que no deberíamos prestarle atención, salvo que seamos dibujantes o diseñadores gráficos, que es el sexto, Vectores, ya que está relacionado puntualmente con esas profesiones y no tiene, por lo menos de forma directa, un vinculo con la fotografía.
Veamos que la mayoría de los primeros ítems, en principio, no requieren el uso de personas. Obviamente que en el grupo Familia sí.
Que los ítems principales no requieran personas es algo muy bueno, para los fotógrafos principiantes, ya que, sin entrar en detalles técnicos per se de la fotografía, lo más complejo es fotografiar a gente.

Puede sonar un poco categórico, pero mi experiencia en 40 años de trabajar con imágenes me mostró que fotografiar personas, principalmente si no son modelos o actores, es bastante complejo ya que lograr que salgan correctamente requiere de bastante conocimiento en el manejo de los modelos y el momento exacto de hacer click.

A modo de muestra, cuando realizo tomas para montajes, donde utilizo personas que no son modelos profesionales, se me complica muchísimo por más hermosos que fuesen los fotografiados, ya que si bien ellas poseen fotografías donde salen maravillosas, generalmente selfíes, al momento de hacer lo que se les pide no hay forma de que consigan la pose exacta.

Independientemente del tema de la dirección e iluminación de modelos, existen ciertos requerimientos legales que se necesitan tener en cuenta cuando realizamos fotos de personas, principalmente niños, sobre lo cual escribiré en un próximo tutorial.
Aquí puedo contar otra anécdota que sirve bien de ejemplo del uso de imágenes de stock.

Hace algún tiempo atrás escribí, para una importante revista argentina, una nota sobre cámaras digitales la cual quise ilustrar con fotos de mis hijos.
Aunque suene extraño, principalmente porque eran mis hijos y tenía total autorización de mi ex esposa, la editorial prefirió utilizar fotos de stock sin siquiera haber visto ni una sola foto de las que quería utilizar. Esto demuestra que el uso de imágenes de stock, tanto en editorial como en publicidad, es mucho más frecuente de lo que uno puede imaginar.

Volviendo a el qué del principio, otro consejo muy importante que les puedo ofrecer es nunca pensar en que esa foto se va a vender. La idea es aprovechar el placer de fotografiar y sacarle provecho a eso, sin ponernos la presión de que la imagen será utilizada para esto o aquello.
Como dije, lo ideal es tener presente la lista e ir por algunos ítems de esos.
En publicidad es muy común reunirse entre creativos y realizar un brainstorming. Una reunión de ideas para llegar a una idea mejor.
Lo mismo ocurre en las editoriales, donde se realizan reunión de pauta, donde se decide que nota o imagen saldrán publicadas en la revista, principalmente en la tapa.
En nuestro caso, como no existe un producto puntual que vender o una historia que contar, lo mejor que podemos hacer es hablar con amigos y plantear: ¿Cuándo te digo (por ejemplo) navidad… que imagen te viene a la mente? ¿Y música?

Por ejemplo, en el caso de la Música, surgirán un montón de ideas de cómo se manifiesta: instrumentos, tocadiscos, auriculares, bailes, conciertos, etc.

Es sustancial tener en cuenta que generalmente las imágenes que nos gustan a nosotros no siempre son las que le gustan a los demás. Por eso es importante tener este tipo de intercambio.

Luego de tener presente sobre el tema que queremos retratar viene la elección de los elementos y como disponer los mismos en la imagen.

Fundamental buscar un objeto significativo, con valor emocional, y convertirlo en el centro de nuestra imagen.

Por ejemplo, si queremos hacer imágenes de Medicina, no necesariamente necesitamos recurrir al primo cirujano.
Veamos un caso en concreto de crear una foto de médicos en acción
Para poder ejemplificar esta idea me acerqué a un hospital cercano para realizar una foto de una ambulancia estacionada. Luego la edité en Photoshop, modificándole el fondo, agregándole movimiento, con una serie de filtros, y las luces de la sirena.

Obviamente es necesario tener conocimientos en el manejo de fotomontajes en Photoshop. Pero más allá de eso, me resultó muy fácil crear esa imagen ya que recurrí a una búsqueda en Adobe Stock para referencias de ambulancias de noche y una serie de imágenes de destellos para crear las luces.
Ahora bien, la realidad es que no es necesario llegar a algo tan extremo como la imagen de la ambulancia.
Podemos crear imágenes que transmitan emociones con pocos elementos. Algo más nostálgico, como por ejemplo una imagen que nos remita a una situación campestre, u hogareña.

Lo ideal para este tipo de imágenes es utilizar paletas armoniosas, más monocromáticas, para poder reproducirla con los diferentes elementos que podemos utilizar en nuestra foto. La mejor forma de crear una paleta, que nos sirva de referencia para seleccionar los colores de los elementos necesarios para componer la escena, es utilizar la aplicación Color de Adobe. Pueden echarle una leída al tutorial que escribí sobre la misma, haciendo click aquí (https://blogs.adobe.com/latinoamerica/2018/04/20/cuando-no-tengo-azul-pongo-rojo/).

Por ejemplo, imaginemos una paleta de colores marrones para recrear una imagen cálida, que nos remonte a nuestra abuela. Lo primero que me viene a la mente es un postre casero, tal vez una torta con cobertura de chocolate. Para que la foto sea cálida, lo ideal es fotografiarla cerca a una ventana, para darle una luz más natural que el uso frio del flash de la maquina. Para esto, lo ideal es usar un día nublado. ¿Pero eso no nos dará una luz más fría que si hay sol? Si. Pero será más pareja sin crear sombras duras. Las sombras duras generalmente hay que evitarlas, salvo que funcionen propiamente en la composición.
Cuando revelemos, podemos llevar nuestra imagen para un tono más cálido pero con una luz difusa y pareja.
Volviendo a la toma de la torta, la consigna es buscar contrastes entre texturas y colores que transmitan nostalgia. Como elementos secundarios podemos agregar un tablón de madera, una chuchara de palo, un poco de harina y pedazos de chocolate.

Tenemos que tener en mente que podemos recurrir a cosas simples, y no siempre a imágenes súper ultra producidas, ya que perfectamente puede ser una imagen simple pero que transmita muchas emociones.
Como dice un viejo adagio: menos es más.
De manera general, lo que es más simple funciona mucho mejor.

Además es substancial tener presente que nuestras imágenes tienen que ser atemporales para que puedan ser consumidas en diferentes ocasiones.
Cuidado con caer en la tentación de crear imágenes que están de moda al momento de hacer nuestras fotos.
Hoy existe una tendencia a imágenes con colores rojos y celestes, como hace un tiempo la moda eran imágenes más grisáceas, monocromáticas.
Lo fundamental es ir realizando fotos de diferentes temas, lo máximo del tiempo que podamos, y subirlas a nuestra cuenta de Adobe Stock.
El único riesgo que puede ocurrir es que ganemos dinero con esas imágenes.

Espero ver prontamente sus fotografías subidas a Adobe Stock.
Nos leemos en un próximo tutorial.

 


Adobe Stock Colaborador

Posted on 06-26-2018